Bienvenidos al

BLOG de CENTRO ÁUREA

Biofeedback y Variabilidad de la Frecuencia Cardíaca

¿Qué es la Variabilidad de la Frecuencia Cardíaca?, 15 Febrero 2019

La Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca, o HRV (Heart Rate Variability), es la variación de los intervalos de tiempo entre latido y latido, también conocidos como intervalos R-R (Moss & Shaffer, 2016). El intervalo entre latidos (IBI) es el momento entre una onda R (o latido del corazón) y la siguiente, en milisegundos. Las variaciones del intervalo entre latidos o la variabilidad del ritmo cardíaco tienen relevancia para función física, emocional y mental.

Mucha gente confunde tasa cardíaca con HRV. El corazón humano es una bomba bioeléctrica latiendo a un ritmo cambiante: no es como un reloj que late en una tasa constante e invariable. Esta Variabilidad en la Frecuencia Cardíaca es una cualidad adaptativa en un cuerpo sano (SEBINE, 2018).

Una óptima Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca se configura como una señal psicofisiológica en grado de predecir la capacidad de autorregulación, flexibilidad y adaptabilidad de cada individuo de enfrentarse de manera efectiva al estrés y a las demandas ambientales diarias. Por el contrario, un desajuste en la variabilidad del ritmo cardíaco se ha relacionado con varios trastornos psicopatológicos (ansiedad, depresión, fibromialgia, etc.) y enfermedades crónicas (hipertensión, neuropatías diabéticas, infarto de miocardio, asma, etc.).

Biofeedback y HRV

Retroalimentación es el proceso por el cual una persona aprende a influir sobre los procesos involuntarios del cuerpo. Mediante la retroalimentación o Biofeedback la persona implicada recibe información de un aparato electrónico que monitoriza continuamente determinados parámetros fisiológicos. Los parámetros más utilizados son el electromiograma (EMG), frecuencia cardiaca y la frecuencia respiratoria, entre otros (Orgaz, 2012).

Biorretroalimentación de variabilidad del ritmo cardíaco, o Biofeedback HRV, es una técnica donde se entrena con el objetivo de cambiar la variabilidad y los ritmos dominantes en su actividad del corazón. Una de sus principales ventajas es que no tenemos que aprender a controlar y modificar voluntariamente nuestras funciones fisiológicas. En el HRV Biofeedback, se nos va indicando la frecuencia a la que debemos respirar para modificar nuestros parámetros y armonizarlos y, en última instancia, mejorar los síntomas.

El Neurofeedback deriva del Biofeedback y ambas son técnicas que consisten en el empleo de métodos de condicionamiento operante al control de la actividad eléctrica cerebral y las actividades viscerales y somatomotoras.

El profesional guía inicialmente al sujeto para adquirir tres habilidades básicas:

  1. Relajarse física y emocionalmente.
  2. Reducir los pensamientos ansiosos y emociones negativas.
  3. Participar en un movimiento suave de respiración diafragmática.

Luego, el sujeto aprende a reconocer y producir la suave onda sinusoidal (formas de onda RSA) en la que la respiración y la frecuencia cardíaca varían en una fase cercana o en una fase completa de la relación (SEBINE, 2018).

Numerosas han sido las investigaciones que han demostrado la utilidad del Biofeedback y su eficacia terapéutica en una considerable variedad de trastornos clínicos: neurológicos, neuromusculares, cardiovasculares, gastrointestinales, dolores crónicos, problemas dermatológicos, de sueño, respiratorios, trastornos traumáticos y de estrés, entre muchos otros (Carrobles, 2016).

Si quieres conocer más sobre esta técnica ¡Contáctanos!, estaremos a tu disposición para cualquier duda.

Referencias

Carrobles, J. A. (2016). Bio/neurofeedback. Clínica y Salud, 125-131.

Moss, D., & Shaffer, F. (2016). Foundations of Heart Rate Variability Biofeedback: A Book of Readings. Wheat Ridge: Association for Applied Psychophysiology and Biofeedback.

Orgaz, P. (2012). HRV biofeedback en fibromialgia.

SEBINE. (2018). Entrevista al Dr. Donald Moss: HRV y Biofeedback.
Obtenido de