Bienvenidos al

BLOG de CENTRO ÁUREA

NEUROFEEDBACK

¿Qué es el Neurofeedback? ¿Es efectivo?, 18 Enero 2019

El neurofeedback puede ser definido como una forma de entrenamiento en biofeedback que utiliza el registro de las ondas electroencefalográficas (EEG) cerebrales como señal para lograr a través del proceso de feedback el control de la propia actividad cerebral. Esta técnica analiza la actividad electroencefalográfica del paciente y mediante un feedback (retroalimentación) visual o acústico es posible producir cambios en la actividad electroencefalográfica anormal (Evans, 2007). Esta normalización genera mejoras o recuperación de los síntomas físicos o mentales/cognitivos del paciente.

Antes de iniciar al tratamiento, se toma una medición de electroencefalografía cuantificada (qEEG, mapa cerebral) que ayuda a establecer el diagnóstico y, sobre todo, a localizar las áreas de interés donde se colocarán posteriormente los electrodos que posibilitan la intervención.

El paciente deberá interactuar en tiempo real con esta interfaz bajo un modelo tecnológico conocido como Interfaz Cerebro Ordenador (Brain Computer Interface, BCI). Gracias a este sistema, una persona puede actuar sobre sus frecuencias cerebrales y modificarlas.

Para Jordanova y Demerdzieva (2010) el neurofeedback sería un paradigma específico basado en el condicionamiento operante, en el cual el individuo aprende cómo influir en la actividad eléctrica de su cerebro. El neurofeedback empezó a usarse en los años 60 y desde entonces se ha usado para tratar múltiples trastornos.

El neurofeedback ha demostrado su eficacia en:

  • Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDA/TDAH)
  • Adicciones
  • Daño cerebral
  • Accidentes cerebro vasculares (ACV)
  • Demencias (Alzheimer, Parkinson, etc)
  • Depresión
  • Estrés
  • Migraña
  • Tics
  • Trastornos de aprendizaje
  • Trastornos de conducta
  • Trastornos del desarrollo
  • Trastornos del sueño
  • Trastorno obsesivo compulsivo

Resaltar el hecho de que la Sociedad Americana de Pediatría ha reconocido desde 2011 el neurofeedback como un tratamiento de nivel 1 para el TDAH, es decir, con buen apoyo en la investigación. Así, uno de los estudios más recientes que encontramos pertenece a Strehl et al. (2017) donde se evidencia una autorregulación exitosa de la actividad cerebral sólo con neurofeedback en el TDAH.

El neurofeedback no tiene ningún efecto secundario, siempre y cuando se aplique de un modo científico y profesional. Es importante que siempre sea administrado por un profesional de la salud cualificado y certificado.

Referencias

Evans, J. R. (2007). Handbook of neurofeedback : dynamics and clinical applications. New York: Haworth Medical Press.

Jordanova, N., y Demerdzieva, A. (2010). Biofeedback training for peak performance in sport. Case study. Macedonian Journal of Medical Sciences. Basic Science, 113-118. doi:10.3889/MJMS.1957-5773.2010.0098

Strehl, U., Aggensteiner, P., Wachtlin, D., Brandeis, D., Albrecht, B., Arana, M., Bach, C., Banaschewski, T., Bogen, T., y Flaig-Röhr, A. (2017). Neurofeedback of Slow Cortical Potentials in Children with Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder: A Multicenter Randomized Trial Controlling for Unspecific Effects. Frontiers in Human Neuroscience, 11, 1-16. doi:10.3389/fnhum.2017.00135